C-ABS Electrónico

Datos obtenidos a partir de estudios sobre los accidentes en Japón, EE.UU. y Europa, indicaban que los accidentes frontales representaban prácticamente la mitad del total de siniestros. Además, de estos estudios se desprendía también que muchas heridas en los motoristas se producen tras el impacto de estos con el otro vehículo o la carretera. Los ingenieros de Honda empezaron a trabajar en un sistema que fuera capaz de absorber la energía de un impacto y reducir la velocidad a la que el motorista sale disparado. Tras estos trabajos surgió el Airbag. Mediante este sistema, en un impacto frontal, el airbag se infla y absorbe parte de la energía cinética del motorista.

Como resultado, la fuerza del impacto entre el motorista y el vehículo o la carretera se ve reducida, disminuyendo así las heridas. Honda empezó a desarrollar este proyecto en 1990. Los primeros años se centraron en encontrar el tamaño y forma apropiada para el airbag. En 1996, un sistema airbag con sensores se instaló en la Gold Wing (1500cc) y se diseñó un programa de test de accidentes para comprobar su eficacia. La prueba también se realizó sobre un scooter y se diseñó un dummy especial para simular accidentes reales. Además de seguir los estándares de test en estos casos, Honda también creó sus propias simulaciones para añadir realismo, como por ejemplo, colisiones con diferentes tipos de vehículos, la masa corporal del motorista y la posición de conducción.
SISTEMA AIRBAG PARA MOTOCICLETAS
Nuestros patrones de seguridad son muy rigurosos, por lo que hemos creado nuestro propio centro de referencia en Tochigi (Japón), una de las mayores instalaciones del mundo, donde realizamos múltiples y diversos test de impacto en tiempo real. Honda utiliza dummies especiales para pruebas de colisión específicamente diseñados para test de motocicletas. A diferencia de los dummies para pruebas con automóviles, los dummies para motocicleta contienen sensores integrados que registran los datos sin necesidad de cableado externo que podría estorbar los movimientos del muñeco. Los sensores se sitúan dentro de la cabeza, cuello, pecho, estómago y extremidades, lo que hace posible cuantificar la importancia de las heridas prácticamente en todo el cuerpo. A partir de todo este trabajo, Honda presentó en 2006 la primera motocicleta de la historia equipada con este revolucionario sistema airbag, el cual ha sido especialmente desarrollado y extensamente probado con el objetivo de ayudar a reducir la gravedad de las lesiones causadas por las colisiones frontales.

El Sistema Airbag para Motocicleta está compuesto por el módulo airbag, el cual incluye el airbag y el inflador; los sensores de impacto, que vigilan los cambios en la aceleración; y una ECU, la cual hace los cálculos para determinar de forma instantánea si se está produciendo una colisión. Cuando hay una fuerte colisión frontal, los cuatro sensores de impacto, montados en la horquilla delantera, miden los cambios en la aceleración provocados por el impacto y transmiten esta información a la ECU del airbag, la cual determina si está sucediendo una colisión y si es necesario o no inflar el airbag. Si los cálculos realizados por la ECU indican que es necesario desplegarlo, la ECU envía una señal electrónica al inflador, el cual responde instantáneamente inflándolo.

Al inflarse rápidamente después del impacto, el airbag absorbe parte de la energía cinética en dirección frontal del conductor, reduciendo la velocidad a la cual el motorista sería despedido de la motocicleta y ayudando a reducir la gravedad de las lesiones causadas al chocar el cuerpo contra otro vehículo o contra la carretera. El tiempo transcurrido entre el impacto y el despliegue del airbag es de únicamente 0,060 segundos.