MODELOS | ACCESORIOS | PROMOCIONES | NOTICIAS | HD TV Honda Bienvenidos a Motos Honda,
 
1 de Enero
IQUIQUE CALAMA.
2 de Enero

CALAMA
SAN PEDRO DE ATACAMA
3 de Enero
SAN PEDRO DE ATACAMA SALAR DE TARA
4 de Enero
SAN PEDRO DE ATACAMA ANTOFAGASTA
5 de Enero
ANTOFAGASTA
EL SALVADOR
6 de Enero
EL SALVADOR
COPIAPÓ
7 de Enero
!MISIÓN CUMPLIDA!
9 de Enero
AL ENCUENTRO DEL DAKAR
10 de Enero
HUASCO LA SERENA
11 de Enero
VALLE DEL ELQUI
12 de Enero
VICUÑA ILLAPEL
13 de Enero
ILLAPEL SANTIAGO
14 de Enero
SANTIAGO TUNQUEN QUINTAY SANTIAGO

Operación Impala - Expedición 'Al Encuentro del Dakar'

Las tres Impala 175 rinden homenaje a los 50 años de la Operación Impala y del nacimiento de este mítico modelo de Montesa
Al encuentro del DakarLa expedición 'Al Encuentro del Dakar', formada por tres Montesa Impala 175, ha culminado su objetivo de "encontrarse" con los pilotos de la prueba dakariana en el desierto de Copiapó, tras tomar la salida desde la localidad chilena de Iquique. Así, después conseguir superar todas las dificultades y dureza del continente sudamericano los tres miembros de la expedición, Edu Cots, Carlos Humet e Ignacio Guardia, han conseguido entrar en el parque cerrado, donde han coincidido con todas las estrellas del Dakar: Nani Roma, Marc Coma, Laia Sanz, Pep Vila, Jordi Viladoms, Jordi Arcarons… Todos ellos, además del resto de pilotos, recibieron a la expedición de las Impala con los brazos abiertos, mostrando un gran interés por esta iniciativa que ha servido como homenaje a los 50 años de la Operación Impala y del nacimiento de este mítico modelo de Montesa.
Atrás quedan ya los 4.460 metros de altitud alcanzados por la Impala en Tatio, lo que supone todo un récord para la Impala; el tremendo aguacero caído en San Pedro de Atacama; o los más de 100 Km. conduciendo por el Valle de la Paciencia, la zona más árida del planeta, sin cruzarse con ningún signo de vida…

Inevitablemente, para muchos, este será el Dakar en el que una moto eterna, fiel reflejo del carácter de los que la diseñaron, la fabricaron, y de los miles que la utilizaron y utilizan, pasó por el centro de gravedad de la carrera ideada por el recordado Thierry Sabine, dejando una impronta de carácter y decisión.

Ahora, una vez concluida la primera fase de la aventura, encontrarse con el Dakar, llega la segunda mitad de este increíble viaje: llevar las Impala hasta Santiago de Chile buscando rutas secundarias y pistas… todavía, ¡unos 2.000 Km. por delante!
ETAPA 14
SANTIAGO - TUNQUEN - QUINTAY -SANTIAGO

Día 14, primero después de (aparentemente) finalizar la Operación….. pero la sangre es la sangre, la adrenalina es la adrenalina….. y cualquier razón es buena… o buenísima para subirse en la Impalas…. y a por todo!!

Y hoy sábado, después de un suave hidrolavado para ponerlas guapas, partimos hacia el fundo (finca a casa nostre…) del amigo Salva Millán, con unas cuantas hectáreas de las que está a punto de obtener un buen vino, y en donde, cada vez con mayor frecuencia, organiza, junto con Edgar de Litrán i Mateu (Restaurante De La Ostia) y Josep Tomàs (Cal Perdiu) unas calçotades con claçots de quasi-verdad y productos de cansaladeria absolutamente espectaculares. Y con la colonia catalana, algún adherido del Madrid (qué remedio, Francisco y Juanjo!!) y algunos amigos chilenos….

El trayecto ha sido lo más parecido a la perfección para Impalas….. cuesta de Lo Prado (puro Montseny más revirado!!), bajada de tierra con paellas tipo Treinta Paelles, alguna recta decentilla, la Cuesta de Ibacache, trazado inmejorable, firme lo bastante defectuoso como para que las Impalas impresionasen una vez más…. sobre todo al nutrido grupo de motos llamadas modernas que han durado lo que una butifarra en presencia de un "endrapaire". Y eso que algunas se resistían, pero en cuanto en cuanto en una apuradilla y curva consecuente les adelantaban una Impala por cada lado…. Renunciaban, pensando que c….s son esas pequeñas cosa rojas y negras que han intuido!! Luego las curvas de Tunquén, con pendientes de más del 15% (en bajada, por suerte!!), sobrecogedoras vistas, curva sí y curva también, al Pacífico, frío como el aliento de un oso polar, y más curvas, perfectas, camino de la caleta Quintay, difícil de describir sólo con palabras….

Trayecto redondo como final de aventura, gente fantástica como compañeros de calçotada, niños, jóvenes, mayores admirando, subiéndose, probando, escuchando, opinando, …, sobre lo fantástico de la Operación Impala en Chile, la aventura, los caminos, los paisajes descritos, las experiencias casi increíbles, pero, por encima de todo, la resistente, la dura, la seria, la juerguista, la suave, la seria, la dulce (a veces!!), la formal, …. la moto de las motos, el lujo de los lujos, la sencillez en la normalidad, …., la Montesa Impala. Y un poco más…… una comida (cena para nosotros) en La Boquería (marca Barcelona, como la Impala), el restaurante más "cool", más pirulo (pero de los buenos!!) , de nuestros buenos amigos Marc (vaya chef!!) y Manel (el estilo personificado), que elevan en Vitacura el estilo catalán de cocinar y atender hasta niveles que son la admiración de todo Santiago, y que es una cierta continuidad del cálido estilo chileno de acogida y hospitalidad.

ETAPA 13
ILLAPEL – SANTIAGO

Y llegamos!!! Y no podemos decir Por fin!!, porque no queremos que acabe….. Después de estos trece días fantásticos, increíbles, llenos de experiencias, grandes hechos, enormes personas, pequeños detalles, sutilezas dignas del mejor libro (bueno) de autoayuda….. definitivamente….. no queremos que acabe…… queremos seguir siempre en Impala, surcando mares, pistas, carreteras, conociendo personas, alucinando con paisajes increíbles , húmedos (pocos), secarrales (los más), curvas, curvas, más curvas…. y pocas rectas….

Es lo que nuestras Impalas necesitan… Bien, bajando un poco a lo terrenal, la etapa de hoy ha sido una más de las espectaculares etapas habituales, con una característica especial: más de la mitad de los 350 km han sido por la ruta de los Túneles, un antiguo trazado ferroviario en desuso como tal, pero con un firme sólido de ripio i teja ondulada, un trazado de curvas largas y de radio continuo, sin garrotes, en las que las Impalas aprovechaban su tremenda estabilidad circulando como en asfalto….. Y qué decir de los túneles: angostos, largos, en recta, en curva, oscuros, …. ciertamente acongojantes, sobre todo con las luminarias de yodo largo alcance de nuestras Impalas….. en cuanto ordenemos los videos, va a ser de alucinar!! Un último tramo más de autopista, que hemos aderezado con la pasada por la cuesta de Chacabuco, de tierra y arena, en donde lo que se ha visto es mejor no explicitarlo mucho….. apuradas de frenada de las tres en paralelo, largas derrapadas de las dos ruedas sujetando manubrio (manillar acá en Chile) con intensidad, saltos, quasi-levantadas de rueda saliendo de curvas en marcha corta (o sea, 1ª!!), y…. mini caída de un figura en aceleración perdiendo rueda trasera!!! Lo nunca visto…. una Impala pasándose de gas y acariciando un poco de suelo!! Debe de ser la influencia del Dakar!!

En fin, ya estamos arregladitos en nuestra base en Santiago, y nos vamos ya a picotear en el muy catalán bar , dicho DeLaOstia, de nuestro amigo Edgar de Litrán. Y mañana, por no parar, acudiremos con nuestras joyas a una calçotada (de las de verdad) que la colonia catalana celebra en Quintay (no miréis GoogleMaps, os puede dar un síncope, por lo espectacular!!), en donde presentaremos en sociedad a las Impalas, rodeadas de calçots y butifarras y demás embutidos de la acreditada casa "Cal Perdiu", de Ñuñoa, con casa matriz en Avià…. os suena, son tan buenas como el otro de Avià, Marc Coma, en moto. Seguimos mañana……

ETAPA 12

VICUÑA – ILLAPEL

De Vicuña a Hurtado 50 km de puro enduro. De Hurtado a Samo Alto 60 km de pista rápida. De Samo Alto a Ovalle 40 km de sinuosa carretera de buen asfalto. De Ovalle a Illapel 190 km de buen asfalto con 3 o 4 tramos de 15 o 20 km de planchar la oreja. Este es el resumen: hemos disfrutado de lo lindo en un día que el calor ha hecho estallar los termómetros.

El primer tramo de la ruta Antakari es para que no se lo pierda nadie que venga por estas latitudes y si 50 km de enduro no pueden con las Impalas, es que nada puede. Ni un problema mecánico.

A las 22h acaba de llegar Ignacio, después de 300 km de autopista con una quasi clásica Yamaha TTR 250, buscando el obligado hueco en el trabajo para compartir la ruta de viernes hasta la Base en Santiago, o sea, su departamento. Mañana sustituirá la correcta TTR por la Impala para la fastuosa ruta de los Túneles, por el trazado del antiguo ferrocarril, ya en desuso..

Mañana el equipo al completo llegará, si todo va bien, a Santiago, final de esta fantástica aventura, después de 360 km de ruta

ETAPA 11
VALLE DEL ELQUI

Hoy planteamos un paseo para disfrutar de uno de los valles más bonitos de Chile, el del río Elqui, que baña un fértil valle rodeado de inmensas montañas de más de 5000 m de altitud, goza de más de 300 días de sol al año y disfruta de uno de los cielos más limpios del planeta, por ello se han ubicado aquí varios observatorios astronómicos.

Estamos llegando a Vicuña, la población más importante del valle y la Impala de Carlos empieza a dar unos feos estirones que presagian algo en la transmisión, tal vez el cambio, por lo que la sustituimos por la del colega Ignacio y regresaremos antes para cambiar el motor.

Salimos de Vicuña hacia la cordillera y nos para un control de los carabineros, pero la Impala engancha e inmediatamente se interesan por los pormenores de la moto y el viaje.

Precioso recorrido desde Rivadavia hasta Alcohuaz, donde una puerta impide seguir la pista, muy a pesar nuestro (con permiso se puede seguir hasta la frontera a 4300 m de altitud). Regresamos hasta el pueblo artesanal de Horcón donde paramos a comer en Las Terrazas de Doña Mary, un lugar recomendable, en medio de viñedos y árboles frutales y ¡Que fruta! Unos duraznos (melocotones) tomados directamente del árbol que son deliciosos. Otra parada obligatoria es la destilería Los Nichos, donde se destila el mejor Pisco artesanal de la zona. Y ya de vuelta pasando de nuevo por Pisco Elqui, Rivadavia y Vicuña. Empezamos a desmontar la moto y surge la sorpresa, no era el cambio, sino el encendido que se había soltado y los estirones se debían a que saltaba la chispa fuera de punto. Se ha roto un poco la baquelita, pero lo reparamos con pasta, montamos y ya vuelve a funcionar. Aprovechamos para reapretar tornillos y reparar la luz de la Impala de Edu.

Mañana tomamos rumbo sur por la ancestral ruta Antakari.

ETAPA 10
HUASCO-LA SERENA

Seguimos rumbo sur, pero hoy con incursiones hacia la costa y mañana hacia la cordillera de los Andes. Abandonar la panamericana es un auténtico placer y nos dirigimos al parque nacional Pingüino de Humbold, con parada en el pueblo de Carrizalillo, donde nos ofrecen comida en una casa de mariscadoras. Una amabilidad exquisita, unas buenas empanadas de marisco, agradable conversación y un recuerdo como aquel lugar al que venir algún día a descansar. Tranquilidad infinita.

Seguimos la ruta de ripio hasta Punta de Choros, disfrutando del precioso paisaje de la agreste costa chilena, salpicada de algunas caletas desiertas.

Y llegamos a La Serena, uno de los principales centros turísticos chilenos.

Mañana nos vamos al Valle de Elqui.

ETAPA 9
Al encuentro del Dakar en Montesa Impala

Dejamos atrás el desierto y nos vamos a la playa. Pero por el camino fácil es aburrido e intentamos acortar por una pista que en teoría nos ha de llevar a Puerto Viejo. Y la pista se complica con piedras de esas que destrozan un neumático, volviéndose cada vez más complicada, hasta que sucede lo normal en estos casos, pinchazo, pero de la furgo! Bueno pues hay que ir a reparar y el pueblo más cercano es Caldera. Un pequeño taller de esos que lo reparan a mano es lo que encontramos y entonces nos damos cuenta que no es un neumático, sino dos (de la furgo claro).
Finalmente a las tres de la tarde llegamos a Puerto Viejo y paramos a comer un excelente pescado.
Ahora nos dirigimos a Barranquilla por la agreste costa de esta zona y al llegar a un descampado decidimos dar rienda suelta a la euforia con unas cuantas derrapadas y burradas varias. Y claro notas que la moto no va fina. Después del tute que esperas! Pues cambiamos chicles por si acaso es eso.
Bueno un poco de seriedad y seguimos rumbo sur viendo como va cambiando el paisaje, para empezar a ver arbustos, cactus , playas y finalmente árboles ya llegando a Huasco, un puerto de carga del hierro que sale de las minas y que pone rumbo a Europa, USA, China, etc. Pero también un centro turístico en auge, que todavía conserva el ambiente de pequeño pueblo y nos vamos a cenar con un amigo de Sergio que vive aquí. Excelente, claro..

MISIÓN CUMPLIDA
Al encuentro del Dakar en Montesa Impala

Día de relajación, que no de descanso, en este durísimo Dakar que cumple el ecuador. Para el equipo de Al Encuentro del Dakar no hay nada imposible y consiguió entrar en el parque cerrado, a pesar de todas las trabas imaginables que nos puso la "seguridad" montada por la organización.
Una vez dentro, todo lo contrario por parte de pilotos, mecánicos y curiosos de todas las nacionalidades que se acercaban para hacerse fotos e interesarse por los pormenores de la moto y de la aventura. Todo facilidades por parte de Nani Roma, que nos invitó a entrar en su box y admirar el increíble Mini Dakar que pilota, de Marc Coma que aún estando concentrado en la confección del road book, lo dejó para posar un momento con nosotros, de Laia Sanz que ayer en pleno Control Horario departió un rato con nosotros, de Marc Guasch que se ofreció para lo que necesitásemos, de Pep Vila, que alardea de su Impala y promete venir a la próxima Impalada si no coincide con sus obligaciones en fin de semana de gran premio, al igual que Xavi Foj, de Johnny Aubert, multi campeón del mundo de enduro, de Pim Terricabras que nos explicó como funciona el servicio médico, con un vehículo medicalizado cada pocos kilómetros en las especiales, que él mismo lleva, a veces el día anterior y duermen en el desierto, de Jordi Arilla que nos facilitó el acceso a pilotos "importantes", de Joan Barreda, Jordi Viladoms, Jordi Arcarons, Jordi Esteve, el equipo Epsilon, el equipo Husqvarna Chile, con Alvaro Bistolfi a la cabeza y "Yiyo" Illanes pilotando, y un largo etc.
Y también agradecer a los periodistas el interés demostrado, especialmente a Santi Faro que en seguida buscó un hueco en el apretado tiempo televisivo, a Marc Martín que hizo lo propio a través de la simpática Izaskun Ruiz, y a Marta García, de Cataluña Radio. Después de seis días de desierto en todo tipo de condiciones climáticas, nos damos cuenta lo importante que es llevar un buen equipo, como es el caso del pantalón y chaqueta Alpinestars y las botas Dainese, aportados por Motocard, el fulard y gorros Matt y la seguridad que ofrece un equipo de asistencia como el que ha puesto a nuestra disposición el Automóvil Club de Chile, con una Pick up conducida por el eficiente Sergio Torres, motero y mecánico. Y llegar hasta aquí no hubiera sido posible sin el recambio de Toni Moltó.
Gracias a Montesa-Honda, Moto Club Impala, propaganda.cat y al apoyo recibido por tantos amigos. Y mañana comienza la segunda fase, llevar las Impalas hasta Santiago buscando rutas secundarias, pistas y bellos lugares. Nos quedan todavía unos 2000 km.

Etapa 7
COPIAPÓ › COPIAPÓ

Hoy era el gran día, el día de ver, seguir, estar, admirar a los pilotos, más que pilotos, personas arriesgadas, ilusionadas, esforzadas, que van a por todas y que escriben su propia historia.
Y ha sido algo más que el gran día, ha sido algo increíble para todos los que participamos, para Edu, impresionando ayer a los participantes con su Impala cargada bajando en mojad...o la pista del paso de San Francisco, cortado por la nieve, para Carlos, a su rueda, alucinando de que alguien pueda hacer eso con una Impala, sin darse cuenta de que él iba detrás, de Ignacio, vuelto ya de Santiago después de reparar algún sorprendente percance profesionales (con anónimos usando la aventura de la Impala, en boca de descerebrados) , de Sergio, el conductor de la camioneta de asistencia del Automóvil Club de Chile, motoquero de pro, y totalmente integrado en la aventura….
Hay superávit: Marc Coma, Ciryl Despres, Laia Sanz, Jordi Viladoms, Chaleco López, Marc Guasch, Joan Barreda, Johnny Aubert, los hermanos chilenos Prohens, el equipo Epsilon …, todos amables en plena carrera, control horario o al final de la etapa, todos admirados y conocedores de la Impala y de sus avatares.
Pero…. no sólo son ellos; el Dakar no es y no sería nada sin todos los demás que participan o ayudan o están ó simplemente echan el resto; sin grandes campeones, como Jordi Arcarons que enseña a los que ya saben, sin "Pedregà", ex quadrero, que arropa como si fuese su hijo al piloto italiano de 56 tacos que sigue adelante, y también al piloto canario, pelín (2 años más joven), que con su Husqvarna-BMW cruza las dunas, se cae, sigue, y está contento porque así puede usar el ordenado botiquín que su esposa le preparó, sin todos los mecánicos (el Pelut, clásico donde los haya, con Jordi Viladoms, asistentes de equipo, como David Bosser, digno sucesor de su padre Emilio, controlando equipos de camiones y motos, …… el listado no se acabaría nunca.
Y esto sin hablar de la encantadora Izaskun, de TVE, sorprendida por la aventura, de Santi Faro, de TV3, ya conocedor de la Impala, pero "bocabadat" por la situación, del gamberro Ricky Godoy, líder de Mototemáticos, el principal programa de televisión en Chile, que ha probado la Impala y aún no se ha recuperado del placer, …
Y en medio de todo, las Impalas: sonando como siempre, funcionando como siempre, ganándose a todo el mundo con su sencillez, su estilo, su categoría, su suavidad…, su clase.
Inevitablemente, y qué suerte!!, para muchos, este será el Dakar en el que unas motos eternas, fiel reflejo del carácter de los que la diseñaron, la fabricaron, y de los miles que las utilizaron y utilizan, pasaron por el centro de gravedad de la carrera ideada por el recordado Thierrry Sabine, dejando una impronta de carácter y decisión.

Etapa 6
EL SALVADOR › COPIAPÓ

¿Unas Impalas por aquí? Esto es lo que debían preguntarse los pilotos del Dakar que nos adelantaban en la pista que bordea el salar de Pedernales, a 3600 m. de altitud, y que desciende hacia la carretera que lleva a Diego de Almagro. Y es que la suerte estuvo de nuestra parte, ya que al anularse la etapa, la ruta que siguieron los Dakarianos es la que nosotros teníamos prevista, pero en sentido contrario. Salimos a las 8.00 h. de El Salvador y llegamos a La Ola, una central de bombeo cercana al salar de Pedernales y allí preguntamos al retén si podríamos llegar al salar de Maricunga y de allí a Copiapó. Ayer nevó y está bastante feo, pero podemos telefonear a los carabineros del puesto fronterizo. ¡Tengo orden de que no pase nadie! Contundente el sargento, y es que nos íbamos a encontrar el Dakar de frente. Pues fantástico, los esperamos y seguimos con ellos. Una pasada, 250 Km. con la caravana del Dakar hasta llegar a Copiapó. Cantidad de gente saludando en todo el trayecto y cuando nos paramos a repostar nos confundieron con pilotos y se formó la marabunta, fotos y más fotos con el papá, la mamá, el niño, la niña y la abuela. Y entrando a Copiapó en plan superstar ahí mezclados con los pilotos. ¡Las Impalas han sido fotografiadas a miles! Y como colofón, al final de la bajada de Pedernales nos paramos al ver un par de KTM con los colores de Red Bull y… sí, sí, era Cyril Despres. El tío, muy simpático, aceptó hacerse una foto porque conocía la Montesa Impala, le hizo gracia y nos deseó suerte. Va por todos los Impaleros. ¡Estamos en el Dakar en Copiapó! Y la mejor noticia. De nuevo estamos el equipo al completo.

Etapa 5
ANTOFAGASTA ›EL SALVADO (¡540km!)

Salimos a las 7 de la mañana con las alforjas a rebosar de herramientas y recambio, agua y 20 litros de gasolina, porque sólo hay dos gasolineras en todo el trayecto: la primera a 280 Km. Una ruta desértica con paisaje de todos los tonos de ocres, grises y rojos, precioso, pero ni una sola sombra en todo el trayecto. Y en una parada para hacer fotos se detuvo Federico Cicchi (www.fuego2ice.com) que está intentando establecer un nuevo récord con una moto de 50cc, una Beta, desde Tierra de Fuego hasta Canadá en seis meses. Y en Diego de Almagro, a 60 Km. de El Salvador, nos encontramos en una gasolinera a un grupo de más de 20 KTM lideradas por un amigo de Ignacio que conocía todos los detalles de nuestra aventura, ¡y el pollo que se montó! De repente nos vimos rodeados de un montón de motards y curiosos, vídeo, fotos, entrevista para la web de Ricky Godoy y la Impala de gran protagonista… hasta el importador de KTM Chile, Roland Spaarwater, quiso posar junto a ELLA.

Etapa 4
SAN PEDRO DE ATACAMA › ANTOFAGASTA

Debido al intenso aguacero de la tarde anterior, nos encontramos el camino cortado al salir de San Pedro. Después de un poco de vuelta encaramos hacia el Valle de la Luna y a pocos kilómetros nos adentramos en la zona más árida del planeta, el Valle de la Paciencia, tomando dirección sur, con la Cordillera de la Sal del Salar de Atacama a nuestra izquierda. Son algo más de 100 Km. sin encontrar ni vehículos, ni personas, ni rastro de vida, pero que se nos hacen agradables por una pista en muy buenas condiciones y que nos permiten exprimir las Impalas en cuarta, levantando grandes cantidades de polvo, debiendo circular los tres en paralelo, o bien a buena distancia uno de otro. A pesar de tanta tralla y algún que otro pique, sólo un pequeño percance al aflojarse la tuerca que sujeta el tubo de escape y un reapriete de culata.

Llegamos al cruce de la carretera que nos lleva a Baquedano e Ignacio sufre un importante bajón físico debido a una indisposición estomacal severa. La decisión es irremediable, subir la moto a la furgo. Seguimos la Ruta de la Sal con importante tráfico de camiones hasta Baquedano y ya por la Panamericana hasta Antofagasta. Y a la llegada un problema mecánico grave con la furgo nos obliga a partir mañana en solitario a Edu y Carlos, porque Ignacio tiene que abandonar momentáneamente la expedición, pero se reincorporará lo antes posible.

Etapa 3
SANT PEDRO DE ATACAMA › SALAR DE TARA

Después de cambiar el pistón en la Impala de Ignacio nos quedó la duda de si era demasiado ajustado, algo que se resolvió a los 20 Km. de partir. Nueva gripada. Este percance nos hizo cambiar el programa, regresando Ignacio a San Pedro con la furgo, y seguimos Edu y Carlos con recambio y avituallamiento en las alforjas por la ruta del Paso de Jama hasta la frontera boliviana, con la vista del majestuoso volcán Lincabur y sus 5960 m. de altitud, acompañándonos buena parte de la tremenda cuesta hasta sobrepasar los 4000 m.

Y de vuelta a San Pedro para reparar el cilindro con una buena bruñida en un pequeño taller. Pero parece que atraemos la lluvia, que desde hacía muchos meses no aparecía por aquí, lo que complicó un

Etapa 2
CALAMA – TATIO (LOMA SANCHEZ) › SAN PEDRO DE ATACAMA

Etapa Marathon. Antes de partir hacemos una revisión en la sede del Automóvil Club de Chile en Calama. Llegamos a Toconce, pequeño pueblo a 3300 m. y no podemos continuar porque la pista está impracticable. Retrocedemos 20 Km. hasta un cruce que nos lleva 20 a Caspana, por una carretera con un tramo de muchas curvas en subidas y bajadas, pueblo muy bonito de agricultores que cultivan hortalizas y árboles frutales. Regresamos por la misma carretera y tomamos la pista que sube al Tatio. A los 3400 m. la Impala de Ignacio gripa y la subimos a la pickup. Cambiamos chicles, 130 Edu y 120 Carlos. A los 3900 m. la moto de Carlos ya no puede y quitamos el filtro de aire. Finalmente llegamos a los 4460 m. de altitud en la loma Sánchez (récord en Impala) y bajamos por la pista que bordea el río Putana con vicuñas, llamas y flamencos. Nos comemos el pollo que compramos en Calama después de vadear el río y seguimos por la bajada con vista espectacular hasta San Pedro de Atacama.

Etapa 1
Sin palabras...o únicamente dos: ¡¡¡IM - PRESIONANTE!!!
Honda-Montesa.es